No seas esa clase de “basura” que no separa la basura

Posted on

Según la ONU, solo el 9% del plástico mundial se recicla. Y tú, sigues jugando a la heroína por apagar la luz del cuarto cuando sales. Ya no es suficiente. Ya no solo harás parte del ciclo menstrual, también del ciclo sostenible. Eso sí te hace una “súper mujer”

No queríamos ser agresivas, pero en vista de que el planeta se está muriendo, necesitábamos llamar tu atención.

Batichica ya no salva Ciudad Gótica, salva el mundo.

¿Reciclar? Tú no reciclas, tú lo que haces (si lo haces bien) es separar debidamente la basura para que una empresa la pueda reciclar. Y bueno, si tu caso es que la divides en tres colores, también lo estás haciendo mal (o a medias). Porque para separar los materiales hay que limpiarlos. O si no, son imposibles de reciclar.

Si estás en el proceso de despertar para ayudar a prolongar unos años lo que le queda de vida a nuestro planeta, acomoda tus nalgas y siéntate cómoda porque en unos pocos pasos te explicaremos cómo separar debidamente los residuos de tu casa. No es fácil. Pero, ¿quién dijo que salvar el mundo lo sería?

Toma nota, y para oreja.

Empieza por sacrificar un metro cuadrado de tu cocina, (es un buen negocio, la otra opción es sacrificar el planeta). En este espacio, juega Tétris y ubica varios envases de basura para clasificarla según el color. Azul para papel y cartón, verde para vidrio, marrón para basura orgánica, amarillo para latas y plásticos y gris para material no reciclable, sí, son 5. Usa tu creatividad para tenerlos todos. Puedes tomar un basurero grande y dividirlo. Podría ser una completa obra de arte.

No seas basura - Oh, My Fat!

Apuñala esas cajas.

Repite con nosotras: “secos y limpios, secos y limpios, secos y limpios”. Para que los materiales se puedan reciclar, deben estar secos y limpios. Así que toma la tijera que solo usas para quitarle la etiqueta a tu ropa nueva, y corta esas cajas de leche, y envases que necesiten abrirse para poder limpiarlos y/o secarlos.

Repite con nosotras: “secos y limpios, secos y limpios, secos y limpios”. Para que los materiales se puedan reciclar, deben estar secos y limpios.


Pregúntale a “Mister G”.

Si tienes dudas de dónde van tus residuos, busca en Google. Hay cientos de personas, que se dedican a explicarlo en videos sin esperar nada a cambio.

No estés jugando Tetris en la bolsa. 

Los materiales tienen que llegar aptos para reciclarse a las plantas de reciclaje, así que no rellenes cajas con más basura, o tampoco pongas bolsas dentro de bolsas.

Te tocó

En ciudades como Bogotá, se producen 2,2 millones de basura anual según cifras de la Secretaría Distrital. Al menos la cuarta parte es reciclable, pero no se recicla ni el 15% porque los materiales se dañan al no ser bien clasificados. Por si no lo sabes, ese es nuestro rol (mínimo) en la pirámide de sostenibilidad ambiental. Y no te culpamos si hasta ahora te enteras, si sigues metiendo todo asquerosamente en una bolsa negra. Púes, la información que nos ofrecen la TV y las redes sociales, rara vez es usada para salvar el planeta. Pero, ahora que lo sabes, no hay excusa. “Sorry, not sorry”.

Suscríbete para no perderte una publicación
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

¡Recibe actualizaciones de noticias diarias en tu bandeja de entrada!
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

Previous
Todo lo que siempre quisiste saber y te dio miedo preguntar sobre ser gorda
No seas esa clase de “basura” que no separa la basura