Ser mamá es una decisión no un deber de género

“No ser mamá es tan válido como serlo”: Verónica Orozco.

Crecimos en una sociedad donde por el simple hecho de nacer siendo mujer te encasillan en ciertos roles específicos como ser delicada, portarse bien, ser obedientes y sensibles, pero sobre todo a formar un hogar, y por supuesto, “tener hijos”. Pareciera que ejercer la maternidad fuera un deber de todas nosotras, pero ¿por qué a quién decide no hacerlo se le juzga y es mal visto?

Por: Lizzeth Neira @lizzneira

Ser mamá es, seguramente porque no lo soy, una de las labores más arduas que ejerce la mujer durante su paso por la vida. Decidir no serlo también requiere esfuerzo y determinación porque existen muchos prejuicios, porque el cuerpo y las decisiones de la mujer siempre han sido cuestionadas, porque “¿cómo no ser mamá si naciste para procrear y dar vida?”.

Verónica Orozco es una mujer feminista, valiente, inteligente y decidida. Nació en Medellín, estudió Derecho, le hizo caso a su corazón y ahora terminó haciendo lo que en algún momento de su vida deseó: hacer radio y escribir. Ella es una mujer que decidió no ser mamá

Aunque en su mente la maternidad nunca fue una prioridad, estudiar en un colegio de monjas y pertenecer a una familia tradicional colombiana se convirtieron en razones suficientes para saber que para sentirse realizada como mujer debía casarse y tener hijos. Y aunque hizo lo primero no logró hacer lo segundo. 

Verónica se casó, había hecho planes de que ya a los dos años estaría lista para ser mamá, pero “algo dentro de mí se resistía”, afirmó. Decisión que la llevó a separarse de la persona con quien compartía en ese momento.

El feminismo y la maternidad

Su camino en el mundo feminista la llevó a cuestionarse muchas cosas. La llevó a tener una relación más sana con ella misma y con las mujeres. Siempre admiró a mujeres feministas y gracias a las redes sociales entendió que su camino también sería el de luchar por ellas, defender los derechos, enviar mensajes de apoyo y transformar las injusticias y discriminaciones en un motor para que todas entendamos porque las mujeres merecen igualdad, respeto y ser escuchadas, por eso creó el podcast llamado Vida Real. 

Un podcast que nació “como ese espacio en el que yo converso con expertos acerca de temas que nos tocan a todas. Trato de reducir la ignorancia, las noticias falsas y que las mujeres aprendan más”, aseguró Verónica.

Pero ser feminista no influyó en su decisión de no ser mamá como muchos creerían.

“El feminismo no dice que no puedes ser mamá. Al contrario, el feminismo busca que las mujeres puedan desarrollarse libremente, que nada sea una imposición, por eso una mujer que quiere ser madre es porque así lo quiso porque ya está preparada”, afirmó Verónica. 

Verónica simplemente aprendió a preguntarse a pensar y entender de una manera más natural y tranquila que no es el momento para tener esa entrega, esa dedicación y ese esfuerzo que significa ser mamá. Porque ella sabe que es un papel que está delegado más la mujer (que no debería ser así) y del cual se requiere toda una vida para hacerlo de la mejor manera. 

“Sé que no ejercer la maternidad me va a privar de muchas emociones y de muchos sentimientos que estoy dispuesta a renunciar a ellos”, dijo.

En Colombia, según una encuesta realizada por Invamer en el 2019, aunque el 49 por ciento de las mujeres entre los 20 y 35 años de las ciudades del estudio (Bogotá, Medellín y Cali) dijeron que sí querían tener hijos, un 38 por ciento dijo que no, y un 14 por ciento aún no sabe.

Los principales motivos para las mujeres que dieron una respuesta negativa tiene que ver con que no está en sus planes (35 %), las condiciones no son favorables (19 %), por un acuerdo con su pareja (12 %) o porque no se siente en las condiciones de tener hijos (11 %).

Los prejuicios que hay detrás de elegir no ser mamá

Tomar la decisión de no ejercer la maternidad para Verónica no fue tan fácil, su vida cambió, las personas que estaban a su alrededor muchas veces la cuestionaron, hubo algo de resistencia por parte de su familia, pero ella sabía que así sería, porque las mujeres que deciden no serlo muchas veces son estigmatizadas, porque aún no hay esa costumbre de romper con estereotipos o con ese statu quo que como sociedad “deberíamos cumplir”.

Todos los prejuicios que existen pasaron por la cabeza de Verónica.

“Me voy a quedar sola, ¿cómo vive uno sin hijos?, una mujer solo conoce el amor verdadero con un hijo. Hay muchos prejuicios al respecto y las mujeres sufrimos con eso, pero también hay muchas mujeres que son mamás y no querían y eso no es justo”, afirmó. 

Prejuicios que deberían desaparecer de una vez por todas, para que más mujeres como Verónica que no quieren ser mamás puedan decirlo sin miedo, sin pena y sin ser rechazadas o juzgadas. 

Por eso es importante, quitarnos de la cabeza esa idea de que si una mujer no es mamá, no tiene familia o no se casó es una mujer aburrida, que va a morir sola, que no se realizó como persona o que no encontrará una pareja.

Tal vez ellas piensan que el mundo está en crisis, que no hay empleo, que no hay una educación digna, que la desigualdad en este país cada día es mayor, que la violencia no cesa en Colombia y que ahora existen otras prioridades. Y eso no quiere decir que sea una mujer egoísta o inmadura, todo lo contrario. 

Gracias Verónica por darnos razones suficientes de no sentirnos mal si en algún momento tomamos esa decisión. Para todas las lectoras de Oh, My Fat! No olviden que “cualquier decisión que una mujer tome sobre su vida es válida”, ese es el mensaje que esta gran mujer les quiere dejar.

Lee también: ¿Por qué alabar de manera indiscriminada el peso de Adele está tan mal?

Suscríbete para no perderte una publicación
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

¡Recibe actualizaciones de noticias diarias en tu bandeja de entrada!
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

Previous
Ver la hora en 11:11, encontrar un trébol de cuatro hojas o plumas, ¿son mensajes del universo?
Ser mamá es una decisión no un deber de género