Del ¿cuándo van a tener hijos? Y otros demonios del matrimonio

Tanta desinformación sobre un tema que solo le debería interesar a los que dijeron sí en el altar

Posted on

Y los declaro… puede besar a su pareja.

¿Qué es el matrimonio? Mucho se ha hablado de la relación que se construye con la pareja luego de un noviazgo intenso y del que se quiere crear un «para siempre», según infinitas de definiciones encontradas en internet, este vínculo “es una institución social, presente en gran cantidad de culturas, que establece un vínculo conyugal entre personas, reconocido y consolidado por medio de prácticas comunitarias y normas legales, consuetudinarias, religiosas o morales”,  todas las conclusiones sobre el significado de esta unión se reducen en un acuerdo legal, casi como una compraventa.

Sin embargo, cuando de amor se habla, cuando de felicidad se trata, ¿Qué es realmente el matrimonio? ¿Un conjunto de normas a seguir? ¿Una escapatoria a la soltería? ¿Una idea básica y escueta para armar familia? Y en este último punto… ¿no existen familias de dos? ¿Seguimos creyendo que solo hay un modelo de unión y que es obligación el complementarlo con un bebé? Tantas preguntas a un fenómeno que me genera grandes dudas desde que di el sí…

Por:  Mate Mora.

He asistido a pocos matrimonios, uno de esos el mío, antes de tener mi propio para siempre, en pocas ocasiones puse cuidado a la ceremonia de quienes me invitaban, algunas me causaron un sentimiento muy lindo por las palabras que se dijeron, ya sea por algún familiar de alguno de los protagonistas o por la persona que oficia la unión.

Pero noté que había algo muy particular en los matrimonios religiosos (uno católico y el otro cristiano), la ceremonia se lleva a cabo en un espacio donde se habla de la unión de la pareja y de los frutos de la misma. Puse mucha atención a las palabras que se decían, hasta que llegó esa oración que acabó con mi tranquilidad y dañó todo lo que hasta el momento eran mis sentimientos de felicidad, frase en cuestión empezaba con la palara “HIJOS”, sí, lo pongo en mayúscula porque sigo asombrada.

Shock Omg GIF by Salon Line - Find & Share on GIPHY

 

Y así, sin más, sin anestesia o un analgésico, se habla deliberadamente de ese “fruto” que traerá la felicidad y por lo cual la unión realizada tendrá la etiqueta de “familia”. Siento que la religión católica y todas sus variantes pueden llegar a afectar de manera negativa a una pareja que no pueda tener hijos, hablan con tal frescura de eso y poniendo un peso a los novios sin saber si van a poder hacer, pero aún más importante, si tienen planeado tenerlos.

¿Qué pasaría si esa pareja tomara la decisión de no tener hijos, no serían familia según los lineamientos de la religión?

Esa presión ridícula no solo se genera desde ese comienzo, se escucha a lo largo de toda la vida matrimonial de una pareja heterosexual y si por alguna cuestión emocional o física, la sube de peso, la pregunta que todos hacen es “¿estas embarazada?”, y ahí es cuando me pregunto ¿por qué el tamaño de mi cuerpo y mi estado civil le hace creer a las personas que estoy esperando otro ser humano?.

¿Qué tal si… normalizamos que una pareja recién casada es una familia sin importar si tienen o no hijos? Lo digo por experiencia, la vida y la felicidad está en uno y si quieres compartirla con otros no está de más, sin embargo, NO es regla que debas entrar en un canon religioso establecido para comprobar que estás en la plenitud de tu vida o que vas a llegar a ello.

Te dejo estas preguntas para que saques tus respuestas y puedas llegar a una conclusión sobre el tema.

¿Porque se le pone un peso a las parejas recién casadas de tener hijos?

¿Quién nos creó esa imagen perfecta de que sin hijos no hay familia?

¿Crees que la familia está completa cuando llegan los hijos?

Lee también: Capítulos de Copas Rotas, Cap.02. El rechazo y otras adicciones…

Suscríbete para no perderte una publicación
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

¡Recibe actualizaciones de noticias diarias en tu bandeja de entrada!
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

Previous
Capítulos de Copas Rotas, Cap.03. El diablo esta en los detalles…
Del ¿cuándo van a tener hijos? Y otros demonios del matrimonio