Cómo hacerte amiga de este aislamiento sin morir en el intento

Posted on

¡Hey tú! Sí, tú, la que está levantándose a medio día a “desayunar” cereal para acostarse de nuevo. Sabemos que estás en cuarentena, también nosotras, y es difícil crear planes para todos los días, es complicado pensar en el mañana y no encontrar qué hacer. Para hacerte la vida más llevadera creamos una lista de actividades que puedes realizar en casa para que tu vida durante esta situación sea menos tóxica y no quieras salir corriendo al final de la semana.

Respira hasta 10, inhala, exhala… y lee este artículo.

1. Arréglalo todo.

Sabemos que, aunque no eres Miranda Presley, tienes muchas cosas (en casa) por hacer y el primer paso es la aceptación. Así que levanta esas nalgas perezosas, pon una buena play list y conviértete en “Bob el constructor”. Arregla esa silla que nunca arreglaste, échale aceite a esa puerta que rechina cada vez que la mueves, limpia esos espejos y ventanas que tienen tus huellas (y las de tu amante si es el caso). Lo importante es que hagas lo que siempre quisiste, pero dejaste olvidado, para tener el hogar de sus sueños.

2. Juegos de mesa

Si hay otros miembros en tu casa, los juegos de mesa son una buena opción para matar el tiempo y compartir. Una partida de Monopolio les ocupará al menos dos horas del día. Si no tienes juegos tranquila, no tienes que tenerlos en físico, descárgalos desde tu smart phone en forma de APP y juega. Nada como una partida de UNO salvaje con vino.

3. Aprende a engallarte

Es probable que mensualmente gastes una buena suma de dinero en belleza que podrías gastar en viajes, cenas y más experiencias que no se acaban en la primera lavada o partida de uña. Mira detalladamente ese tutorial de Cat-Eye y ¡apréndelo! Fórmate para que en tu próxima fiesta no le tengas que pagar a un extraño, que ni siquiera sabes si se lavó las manos, antes de maquillarte (ahora si nos fijamos en eso ¿eh?) y maquíllate tú misma. Conviértete en la James Charles de tu familia. Hay muchos Youtubers que están subiendo material para que aprendas. Aquí te dejamos algunos perfiles de Instagram para que los stalkees y aprendas con sus tutoriales. (@juanhernandezmakeup @makeupbyorieta @caro_losada  @delarofo )


4. ¡Especialízate!

Hay miles de especializaciones, cursos y diplomados online que pueden mejorar notoriamente tu hoja de vida. Busca, inscríbete y ocúpate. Una motivación más para bañarte cada mañana ¿no? Y si el problema es dinero, tampoco hay excusa. Busca en entidades públicas o aplica a becas virtuales. Por ejemplo, la Cámara de comercio de Bogotá ofrece un extenso listado de cursos virtuales gratuitos (las inscripciones cierran el 31 de marzo). Así, cuando acabe la cuarentena podrás pedir ese descarado aumento que quieres con mejores argumentos.

5. El arte del Fit y el Fat

Así es, está bien hacer ambas. Lo que está mal es obsesionarse con alguna. Cocina y come lo que te venga en gana. Pero no olvides que toda esa deliciosa gasolina que entra por tu boca debe ser gastada. Así que pon en Youtube, Instagram, DvD, Spotify y hasta VHS, el video que quieras y que te motive a hacer ejercicio. Lo mejor de todo es que como estarás en la privacidad de tu casa, habitación, baño, o lo que sea, nadie te verá. Si te caes, te quedas del grupo, llevaste la media rota o se te rompió el legging en la entrepierna, no habrá problema, solo serás tú y la pantalla contra el mundo tirando puños al aire.

6. Saca esa fiera que llevas dentro, o lo que sea que lleves.

Recupera los hobbies y aficiones que dejaste a un lado por la vieja excusa de “no tengo tiempo”. Querida, ahora lo tienes todo. Así que saca esa colección de piedras, ese traje de Taekwondo, esos cubos de Lego, el libreto de actuación que nunca aprendiste, el libro que no terminaste, el telescopio viejo para ver los planetas, los CD´S de ballet, la colchoneta de gimnasia, el micrófono, el serrucho de carpintero o lo que sea que hacías para pasar el tiempo feliz. Saca esa bailarina, actriz, boxeadora o lo que sea que ocultaste todo este tiempo.

7. Cultiva en casa

¡Oye! Con cultivar no nos referimos a que conviertas tu casa en un cultivo ilegal de Marihuana. Nos referimos a que no descartes la opción de comprar un par de paquetes de semillas en el súper mercado la próxima vez que te toque ir (preferiblemente vestida de astronauta, no olvides el tapa bocas), investiga qué plantas “pegan” en tu ciudad, siémbralas, cuídalas y consúmelas. Por estos días será el único alimento que consumirás que no tuvo manipulación de alguien posiblemente contagiado. Además, las plantas purifican el aire, reducen la electricidad estática y nos ayudan a respirar mejor. Y bueno, si entre la siembra quieres meter un “cachito” no pasa nada siempre y cuando sea para tu consumo personal.

8. Bye, bye regalos de navidad

Apostamos lo que sea que en tu armario tienes prendas que no usas hace siglos. Quizás hasta que nunca usaste. Revuélcalo y saca lo que puede usar alguien más y que no necesitas. Ponte unos filtros previos antes de empezar. Por ejemplo: Ropa que te pusiste los últimos seis meses, regalos de navidad que nunca quisiste, prendas rotas o manchadas, cosas que no te quedan (ya sea por pequeñas o grandes), vestidos de fiesta que no volverás a usar, y prendas que tienes en el closet más por apego emocional que funcional. Rescata las que aún estén en buen estado y busca a quien regalárselas.

9. Limpia tus carretes

Seguramente estás llena de fotos, pantallazos y videos que no tienen otra función más que ocupar espacio en la memoria de tu celular, computador o tablet. Así que borra las que no sirven y organiza las demás. Crea álbumes de viajes, eventos o etapas. Seguramente te orinarás de la risa viendo tus antiguos looks y ex novios. Será un corto y gratis viaje en el tiempo.

Suscríbete para no perderte una publicación
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

¡Recibe actualizaciones de noticias diarias en tu bandeja de entrada!
¡Regístrate con tu dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones!

Previous
¡Se hizo justicia! El caso de George Floyd y el veredicto final de Derek Chauvin
Cómo hacerte amiga de este aislamiento sin morir en el intento